Páginas vistas en total

miércoles, 19 de septiembre de 2012

LEGAJO ANTIGUO


              Los fraymonjes han descubierto entre un montón de manuscritos, este inquietante y antiquísimo pergamino…

     ¿Qué significa?, ¡Quién lo pintó? Y ¿Por qué lo pintó?

Un hallazgo misterioso

lunes, 10 de septiembre de 2012

SOMBRAS EN LA ABADÍA... 4



         Aquella madrugada era una noche de verano de luna llena, muy luminosa y brillante, el hermano Miyagi estaba en  su celda haciendo Reiki. Estaba en un estado muy profundo de meditación y paz interior, reiki es una técnica energética que le habían enseñado en su Japón natal, su gran maestro Matsumune y que estaba transmitiendo y enseñando a sus hermanos del monasterio. 
             Se concentraba en su respiración, sumergido en un estado de tranquilidad y sosiego maravilloso, que fue rotó de una manera inesperada y brusca, como un cubo de agua fría. Sintió algo delante de él, abrió los ojos, vio ocho luces, ocho luminarias, ocho pequeñas lucecitas en forma de velitas de colores. Miyagi no se asustó, guardo la calma y cerró los ojos entrando en un profundo sueño reparador.
      A esa noche la siguieron otras noches, donde las luminarias eran acompañantes fieles de Miyagi en sus madrugas de Reiki.


                                    Continuara...
   

sábado, 1 de septiembre de 2012

SOMBRAS EN LA ABADÍA... 3


         Guy y Melchor llegaron al atardecer a las viejas piedras, restos de la antigua ermita. Todo estaba en calma, no se sentía el viento, Guy le señalo a su hermano donde vio la sombra y Melchor con mucha paciencia y atención analizó la zona, buscando entre la maleza que rodea la base de la torre, cualquier rastro que le diera alguna pista sobre esa enigmática sombra. No encontró pisadas ni trazas de que alguien hubiera estado allí recientemente
             La noche se echaba encima, Guy apremió a Melchor para regresar al monasterio, tenía miedo y no hacía más que mirar a su alrededor, hacia la torre… con mucha inquietud. Parecía que esa sombra iba a regresar en cualquier momento.
          En un instante se levantó el viento, era aire frío en forma de torbellino, las ramas se empezaron a mecer con fuerza y crujían las piedras. Al instante, todo se detuvo. Todo parecía muerto, como un paréntesis en el tiempo. Esa terrible sensación de que algo o alguien estaba allí, escondido en algún oscuro recoveco, observando…

    
    - ¡Vamos hermano, hay que irse! – grito con fuerza Guy, lleno de miedo.
    -¡Espera Guy, he encontrado algo!.
    -¡Da igual  vamos por DIOS!. Gritaba Guy.
    -¡Mira Guy,¿qué es esto?


                                      Continuara…